+34 954 225 584 info@embryocenter.es

La fertilidad masculina dañada por la alta intensidad del deporte

La práctica deportiva con moderación es un buen aliado para mejorar la salud reproductiva del hombre. En la actualidad, vemos con mucha frecuencia a hombres pasar del sofá a realizar un triatlón en cuestión de meses.

Esta disciplina deportiva como otras de alta intensidad, requieren, es necesario muchas horas de entrenamientos para afrontarlas de manera solvente.

Es aquí, en la dedicación casi exclusiva al deporte, en la alta intensidad, donde las contraindicaciones y efectos secundarios hacen su aparición.

El deterioro de la calidad del semen es significativo, según una investigación de la Universidad de Córdoba. “El estudio revela así la correlación negativa entre el exceso de ejercicio físico y la saludo reproductiva de los hombres”.

Es más conocido los malos hábitos, como el tabaco, alcohol, una alimentación poco saludable, el consumo de cafeína, … que afectan negativamente a la salud reproductiva, pero cuando hablamos del deporte, ¿qué datos arrojan los estudios?

Cuanto más elevados son el volumen e intensidad de los entrenamientos peor es la calidad del semen

Esta peor calidad, se refleja no en el número de espermatozoides, sino en una menor velocidad , morfología y defectos en el ADN, la fragmentación del ADN se agudiza más en atletas de élite cuyo ritmo de entrenamientos son más constantes e intensos.

Uno de los añadidos al deporte de alta intensidad es el consumo de sustancias dopantes en algunos casos. El deportista somete al cuerpo a niveles de exigencias muy altos, que llevado al limite con estas sustancias dopantes hacen que surjan problemas de infertilidad con más frecuencia.

Algunas disciplinas deportivas, como la hípica, el ciclismo, tienen un denominador común en la zona pélvica, que es la compresión en venas, arterias y nervios que originan la disfunción eréctil.

Estas situaciones anteriores, es más común encontrarlas en deportistas de élite, aunque como hemos indicado al principio… el deportista amateur que empieza con retos como ironman, maratones, crossfit, pruebas de resistencia, etc origina alteraciones en la calidad seminal.

Todo práctica deportiva debe de tener sus pautas, sus descansos, que son tan importantes como el propio entrenamiento, además de todo ello supervisado por profesionales en materia deportiva e información del riesgo que implica estos nuevos estilos de vida en la salud reproductiva del hombre.

Embryocenter ha sido reconocido por AENOR, la Asociación española de Normalización y Acreditación, con los certificados ISO 9001:2015 e ISO 14001:2015. Dos normas que reconocen la calidad de los servicios de reproducción humana asistida de los quirófanos y laboratorios de Embryocenter y nuestro compromiso con el desarrollo sostenible.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies